Unzen

Unzen
Foto de Julian Vanderveen

lunes, noviembre 03, 2008

EN LA TIERRA MALDITA

Hace ya mucho tiempo tuve la suerte de poder visitar el museo de Hiroshima, en Japón que está dedicado a ese horror que fue el lanzamiento de la primera bomba atómica.

El efecto que causó en mi fue brutal. Y aun hoy al recordar aquella visita siento como si un mazo me golpeara la cabeza. ¡Tanto horror, tanto dolor.¡¡

....Simplemente algo así no debió haber ocurrido.

Es probable y cierto que el lanzamiento de las bombas atómicas facilitara o adelantase el final de la guerra, evitando la muerte en una conquista por tierra de cientos de miles de personas por ambos bandos.

No nos olvidemos que por aquel entonces Japón estaba dirigido por una oligarquía militar sin escrúpulos y un emperador marioneta acomodado los cuales de manera ciega e inconsciente, querían que Japón resistiera hasta el fin, hasta la última gota de sangre del último japones......

También es cierto que ya cuando se tiró la primera bomba atómica , Japon ya era un pais derrotado, ahogado, sin capacidad de suministrarse de lo más elemental para continuar la guerra.....

Si las bombas atómicas adelantaron el comienzo del fin, es ya comidilla de historiadores y motivo de estudios de doctorado...

Sin embargo el hecho de que murieran aquel día más de cien mil personas y durante la guerra más de cuarenta millones de personas es un hecho...

Viendo la fotografía de la tripulación del Enola Gay no puedo más que sorprenderme por la - creo yo - no fingida inocencia de esos muchachos que causaron tanta devastación. Sonrientes, orgullosos y desconocedores de lo que habían hecho sonreían enfundados en sus shorts a las cámaras. ¡Aun no eran realmente conscientes de lo que habían hecho¡...¡Oh ...tal vez si!

Ellos a su manera también fueron víctimas de aquel fatídico día. Ellos y todos los jóvenes que cargados de ideales, son manipulados por aquellos - que por costumbre - nunca dan la cara....


Inocentes miradas cargadas de ansia,
corazones henchidos de gloria y de patria.
Dispuestos a todo, la muerte el deseo
de ser recordados heroes, ¡Cual divino Aquileo!

Inocentes idiotas, inconscientes yacían ya muertos
unos desangrados, otros nunca perdonados.
Marionetas soberbias, jóvenes, maleables
su afán, su vida, sus nobles ideales..

Inocentes nacieron, culpables murieron
la historia les retiró la paz, la gloria,
las victorias, y honores que nunca tuvieron.

Historia cíclica subyacente, infinita,
de aquellos que por recompensa sólo tuvieron
compartir con sus víctimas la tierra maldita.


A todos los inocentes que dan su vida, ya sean víctimas o verdugos.....










7 comentarios:

SOL dijo...

Si bien fue un hecho cruento y del cual nadie se olvidará nunca.. menos la gente de Japón ... los dolores que han recibido, las perdidas que hay sufrido ... creo que me siento orgullosa de esta gente que ha resurgido como el ave fenix con mas fuerza que nunca y hoy son un ejemplo!!! Hubiera preferido que surgieron por motivos naturales.. y no por una cruel bomba!!! Pero asi es la vida cielo!!! Que Dios ilumine siempre a los familiares de las victimas para darles la paz que siempre necesitarán y que nunca ojala ( ese es mi deseo) jamas ocurra algo igual o semejante!!! Cuidar la vida depende de nosotros porque NOSOTROS SOMOS EL MUNDO!!!

Moony dijo...

estoy segura, o quiero estarlo, de que la tripulación del enola gay no sabía la fuerza de lo que arrojaba.
No sé si es leyenda ni dónde lo lei, pero, creo recordar que los muchas del short, cuando fueron conscientes de lo que lo habían hecho, unos se suicidaron, otros enloquecieron, alguno se dio al alcohol. Un desastre.
Y fueron marionetas, sí.Marionetas de un poder que no mide, que no sufre, que no siente, y que utiliza a los inocentes.Para arrojar bombas, como carne de cámara, como víctimas...
Sí, qué más da que sean víctimas o verdugos, al final, son todos inocentes y entregan la vida de igual forma.

Magnífico post, Sueño.

Besos.

Malena dijo...

La manipulación siempre es terriblemente devastadora,Jesús.
Aquel día debería haber temblado todo el planeta ante tal barbaridad, pero debemos seguir temblando porque los manipuladores nunca descansan, son una raza que se multiplica y en nombre de muchas cosas que deberían ser respetadas, sacrifican la inocencia de la juventud.

Muy buen post, Jesús. ¡Ojalá el hombre recuerde las atrocidades para que no se vuelvan a repetir!

Un beso.

Anti-Yo dijo...

hola genji! pues si, una desgracia lo sucedido, unos tanto y otros tan poco, unos inocentes en manos de verdugos...
me gustó.
Salu2

MORGANA dijo...

Porque tu padre nombra tu recuerdo: “A mi pequeña, dulce y alegre Kimuyo..”Sé que definitivamente sonreirás.
¿Qué otra cosa, princesa, podías estar haciendo, unos segundos antes de ser desvanecida, convertida en polvo nuclear y esparcida sobre la tierra, ya sin flores, donde naciste? Durante muchos años, tu visión, casi irreal, se quedó sin cabida entre mis cosas.
¿Qué hombre, hijo de mujer, podría dejar caer la muerte sobre tus rosas o barrer de la faz de la tierra tus juguetes?
Luego crecí, Kimuyo, traje al mundo mis hijos y me sentí responsable de su suerte, ensombrecida siempre por la maldad, de los que no debieron nacer.
Pero nunca has dejado de vivir, como tampoco has dejado de morir. Solo que ahora claman por ti otras voces, en otras lenguas y rincones distantes de la tierra
Eres acaso Kadisha, Fátima, Yousef? ¿Te llamas Nacira o Mari? Ocurre, Kimuyo, que no se desvanecieron como tú aquel seis de Agosto, en Hiroshima.
Es que siguen muriendo cada día, en la lejana Palestina. Y sucede, princesa, que no se desintegran de repente, sino muy lentamente

Hoy no es el “Enola Gay”el que viola su cielo.

Hoy no es “The little boy”, el enviado.
Sus nombres, más acordes con los requerimientos ,quieren borrar aquel inmundo sacrilegio verbal, pero no te confundas, mi pequeña, se trata del mismo uranio, ahora “empobrecido” e igualmente letal, y ya los has aprendido: la muerte viaja en él, la destrucción, la ruinad esgajando tus alas hasta impedirte cargar una muñeca. Y cuando no resuenaen tus oídos tiernos el motor lacerante, la muerte llega aun, cuando mantienen lejos de tus labios la miel, el pan, la sal.

No habitas ya en la isla de Hoshu. Eres ahora una pequeña niña de Bagdad, que aprendió demasiado temprano a vigilar el cielo. Porque esos, los que no debieron nacer, pretenden convertirlo en el largo camino de la muerte.
Por eso siembro rosas, Kimuyo, porque crecí y viví en un país de rosas y de sueños, donde otros niños, que son como tú fuiste, pequeña, dulce ,alegre, pagan también su cuota de dolor y de muerte, de cerco hostil.
Solo que ello, en vez de doblegarnos, nos enseñó a crecer más fuertes, abrazados al pensamiento de aquel, que no pudiste conocer, ni tampoco Kadisha, Fátima o Yousef, Marie o Nacira.
Le llamábamos tan solo Che.
Había nacido en un país que te es ajeno, pero nunca dejó de ser cubano. ¿Sabes, pequeña? Argentina, su patria, es un pedazo del mundo sumido en la tristeza. Allí no sobrevolaron los aviones, pero los niños desaparecieron de otra forma.
Aquí, en mi Continente, el uranio tiene un nombre distinto, puedes reconocerlo en la miseria que no sabe de escuelas, de flores, de hospitales. Y los niños que mueren,también permanecen, como tú, sembrados en el dolor de mi memoria.
(Niurka Lipiz García)


Poema dedicado a la cuota de dolor y de muerte, al cerco hostil al que el imperialismo mantiene sometidos a nuestros niños, bien fuera en Hiroshima, Palestina en Iraq o en “cualquier rincón oscuro del Planeta.

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Gracias por los comentarios, este es un tema que me afecta bastante - ¿ y a quién no?

Pues seguro que alguno habrá..

Sólo me repito una y otra vez la misma pregunta...¿Cuantos inocentes más tendrán que morir?

Gracias otra vez.

alkerme dijo...

No creas si deparas un poco en la foto y te acercas a sus ojos no todo lo que se ve gusta, posiblemente a ellos tampoco, como siempre...

Gracias y besos