Unzen

Unzen
Foto de Julian Vanderveen

martes, noviembre 04, 2008

I HAVE A DREAM ¡¡



Hoy por primera vez en la historia, un negro puede ser Presidente de los Estados Unidos de America.

Ciertamente no creo que en el fondo para nosotros, en lo esencial , vaya a cambiar gran cosa. Ciertamente no. La gasolina seguirá subiendo o bajando, el paro igual, los pisos sólo subiendo, los sueldos bajando y podríamos seguir...

Sin embargo algo si que ha cambiado en el mundo si finalmente un negro puede ser presidente de los Estados Unidos, de la nación más poderosa de este planeta.

Me he pasado por una web que os recomiendo

http://www.americanrhetoric.com/speeches/mlkihaveadream.htm


Y me he leido de nuevo el famoso discurso de Martir Luther King " I HAVE A DREAM ".

Al leerlo me he emocionado, mejor dicho, me he vuelto a emocinar y he comprendido que algo SI ha cambiado en este mundo.

Os dejo con un pequeño fragmento del discurso y con el link a una página web que ha traducido el discurso al Castellano

http://www.um.es/tonosdigital/znum7/relecturas/Ihaveadream.htm

¡Qué cada uno saque sus propias conclusiones y todos nos demos cuenta de nuestra pequeñez !


No nos hundamos en el valle de la desesperación. Aun así, aunque vemos delante las dificultades de hoy y mañana, amigos míos, os digo hoy: todavía tengo un sueño. Es un sueño profundamente enraizado en el sueño americano.

Tengo un sueño: que un día esta nación se pondrá en pie y realizará el verdadero significado de su credo: “Sostenemos que estas verdades son evidentes por sí mismas: que todos los hombres han sido creados iguales”.

Tengo un sueño: que un día sobre las colinas rojas de Georgia los hijos de quienes fueron esclavos y los hijos de quienes fueron propietarios de esclavos serán capaces de sentarse juntos en la mesa de la fraternidad.

Tengo un sueño: que un día incluso el estado de Mississippi, un estado sofocante por el calor de la injusticia, sofocante por el calor de la opresión, se transformará en un oasis de libertad y justicia.

Tengo un sueño: que mis cuatro hijos vivirán un día en una nación en la que no serán juzgados por el color de su piel sino por su reputación.

Tengo un sueño hoy.

Tengo un sueño: que un día allá abajo en Alabama, con sus racistas despiadados, con su gobernador que tiene los labios goteando con las palabras de interposición y anulación, que un día, justo allí en Alabama niños negros y niñas negras podrán darse la mano con niños blancos y niñas blancas, como hermanas y hermanos.

Tengo un sueño hoy.

Tengo un sueño: que un día todo valle será alzado y toda colina y montaña será bajada, los lugares escarpados se harán llanos y los lugares tortuosos se enderezarán y la gloria del Señor se mostrará y toda la carne juntamente la verá.

Ésta es nuestra esperanza. Ésta es la fe con la que yo vuelvo al Sur. Con esta fe seremos capaces de cortar de la montaña de desesperación una piedra de esperanza. Con esta fe seremos capaces de transformar las chirriantes disonancias de nuestra nación en una hermosa sinfonía de fraternidad. Con esta fe seremos capaces de trabajar juntos, de rezar juntos, de luchar juntos, de ir a la cárcel juntos, de ponernos de pie juntos por la libertad, sabiendo que un día seremos libres.

Éste será el día, éste será el día en el que todos los hijos de Dios podrán cantar con un nuevo significado “Tierra mía, es a ti, dulce tierra de libertad, a ti te canto. Tierra donde mi padre ha muerto, tierra del orgullo del peregrino, desde cada ladera suene la libertad”.

Y si América va a ser una gran nación, esto tiene que llegar a ser verdad. Y así, suene la libertad desde las prodigiosas cumbres de las colinas de New Hampshire. Suene la libertad desde las enormes montañas de Nueva York. Suene la libertad desde los elevados Alleghenies de Pennsylvania.

Suene la libertad desde las Rocosas cubiertas de nieve de Colorado. Suene la libertad desde las curvas vertientes de California.

Pero no sólo eso; suene la libertad desde la Montaña de Piedra de Georgia.

Suene la libertad desde el Monte Lookout de Tennessee.

Suene la libertad desde cada colina y cada topera de Mississippi, desde cada ladera.

Suene la libertad. Y cuando esto ocurra y cuando permitamos que la libertad suene, cuando la dejemos sonar desde cada pueblo y cada aldea, desde cada estado y cada ciudad, podremos acelerar la llegada de aquel día en el que todos los hijos de Dios, hombres blancos y hombres negros, judíos y gentiles, protestantes y católicos, serán capaces de juntar las manos y cantar con las palabras del viejo espiritual negro: “¡Al fin libres! ¡Al fin libres! ¡Gracias a Dios Todopoderoso, somos al fin libres!”


(Traducción de Tomás Albaladejo)




Os paso el link a una parte del discurso...Os recomiendo que lo veais..De verdad llena...mucho...mucho.


¡Qué pequeños somos¡



http://es.youtube.com/watch?v=wt4v9Zg2unU

10 comentarios:

Anti-Yo dijo...

la verdad es q parece q supondrá un gran cambio el hecho de que sea negro... pero, en mi opión, todo continuará igual: los ricos más ricos y los pobres más pobres...
Pero... no hay q perder la esperanza!
Salu2

SOL dijo...

Sinceramente YO ESTOY FELIZ!! Esta mañana al escucharlo me pareció oir las mismas palabras que las de cualqueir politico pero nose.. quizas por ser negro .. quizas por ser mas joven y con mas fuerzas le tengo mucha FE !!! Ojala no me equivoque y la emoción que sentí hoy que jamas la habia sentido en Argentina no me traicione!!! Besitos cielo!!!Gracias por toda la info..!!!

Amaya dijo...

que pequeños!!??..No, Sueño de Gengi: que grandes, qué grandes somos!..que hoy por fin el presidente del pais más poderoso del mundo es negro..Si cambia, cambia la cara, cambia el color.., y cambia el fondo de lo que representa..Hoy, en noviembre de 2008, en pleno siglo XXI por fin las ideas, las personas...son más importantes que los prejuicios.., porque una mayoría lo ha decidido así.., y nosotros, que no podíamos decidir, desde aqui, lo aplaudimos..
Muchos besos y un abrazo repleto de fraternidad, libertad y esperanza

LaPekeñaSerly dijo...

En primer lugar me gustaría darte las gracias por haber perdido un poquito de tu tiempo en leer mis textos.

En segundo lugar te diré que creo que todos los amantes de la diversidad no pudimos evitar acordarnos de ese celebérrimo discurso en este día tan especial!

Quizá no cambie el mundo tanto como quisiéramos, pero la vida se hace pasito a pasito ¿no?

Muchísimas gracias otra vez por tus palabras...

Por cierto! ¡Me ha encantado la temática japonesa que enmarca tu blog junto a tus poemas!

Un beso enorme desde madrid.

MORGANA dijo...

Obama es la consecuencia de un cambio.

EL SUEÑO DE GENJI dijo...

Gracias por vuestros comentarios...Yo sólo espero que Obama sea capaz de colmar sólo un poquito de todas las esperanzas que hemos puesto en él.

¡A ver que pasa¡

Gracias

alkerme dijo...

Gracias, muy interesante todo lo que nos dejas por aquí para ver, escuchar, consultar...

En cuanto a los nuevos acontecimientos, habrá que esperar...

Un beso

[ кeя ] dijo...

Es algo que hace solo unos años resultaria impensable... es bueno que la sociedad pueda cambiar y que crezca la tolerancia... supuestamente.

La verdad es que espero que no lo maten (perdona mi pesimismo, ya que aunque creo que ya aguantó un buen trecho complicado, hay muchos que no tienen respeto ni tolerancia alguna... por desgracia) y haga bien su papel...

Malena dijo...

¡Qué pequeños somos y que grandes, con ilusión, podemos llegar a ser!
Jesús, es verdad que nuestros problemas seguirán existiendo, pero el que Obama haya llegado al poder, significa que están entrando aquellos rayos de luz que traen la esperanza.

Un beso.

AnyGlo dijo...

Pienso que quien tiene un sueño, tiene el mundo en las manos.

Ojalá siempre podamos decir que tenemos uno!!

Un saludo!!